Introducción

La frase “una imagen vale más que mil palabras” no por reiterada es menos cierta. Una fotografía a veces puede ofrecer un relato mucho más elocuente que el mejor texto para captar la realidad de la vida y actividad de las personas. Es por eso que la idea de este libro fue celebrar los 60 años de trabajo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos(CIDH) con una colección de fotos que represente la trayectoria de este órgano principal de la Organización de los Estados Americanos en materia de derechos humanos y a través de ellas, su impacto en las vidas de incontables personas que habitan la región. 

 

Las imágenes revelan algunos de los distintos aspectos del trabajo que ha venido realizando la CIDH a lo largo de estas fructíferas seis décadas de desarrollo de su mandato. Puede verse a sus integrantes con una diversidad de personas interlocutoras en grandes salas de edificios oficiales, con las más altas autoridades de los Estados Miembros; e igualmente en los rincones más alejados y olvidados de las Américas, donde las personas se hallan a veces en situación de vulnerabilidad e incluso de riesgo a su vida e integridad personal.

 

La primera fotografía corresponde al momento histórico en agosto de 1959 en que los Cancilleres de 21 países del Hemisferio se congregaron en Santiago de Chile para celebrar la Quinta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA. Las altas autoridades firmaron la Declaración de Santiago, en la que acordaron avanzar hacia la adopción de una Convención Americana sobre Derechos Humanos y crear un órgano con el mandato general de velar por la observancia de tales derechos. 

 

La imagen final del libro retrata la presencia de la Comisión Interamericana en un centro de detención de El Salvador, como parte de la más reciente visita de investigación in loco a dicho país. Este es uno de los múltiples aspectos del llamado trabajo temático que realiza este órgano, al enfocarse en la situación de grupos humanos históricamente en situación de vulnerabilidad y discriminados. Igualmente es una muestra de la fuerza que puede tener la presencia de la CIDH en un lugar remoto o poco accesible para arrojar luz sobre los problemas que afectan a las personas, y trabajar con las autoridades para encontrar soluciones en un marco de respeto de las obligaciones internacionales en materia de derechos humanos.

 

Durante las seis décadas que transcurrieron entre una y otra imagen mucho ha ocurrido en nuestra región. La proliferación de gobiernos autoritarios y dictaduras militares, conflictos armados internos, violaciones masivas y sistemáticas que caracterizaron la primera mitad del mandato de la CIDH fueron reemplazadas gradualmente por gobiernos electos en condiciones democráticas, la instalación y fortalecimiento de organizaciones de la sociedad civil y la ampliación de los mecanismos y espacios de protección nacional e internacional de los derechos humanos. Asimismo, la independencia de los Estados de la región del Caribe anglófono y su incorporación a la OEA ha cambiado la historia del hemisferio y desde luego sumando una gran diversidad cultural. 

 

La historia de los derechos humanos en las Américas está vinculada indisolublemente a la evolución del Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH). En las fotos seleccionadas pueden observarse a representantes de la CIDH en los distintos lugares donde su presencia fue requerida a través de los años; o en audiencias y reuniones celebradas en su propia sede para atender a diferentes situaciones vinculadas a su mandato. Se ven retratados no sólo integrantes de la Comisión Interamericana de diversas épocas --generalmente en compañía del equipo técnico de su Secretaría Ejecutiva-- sino incontables víctimas y sus representantes, autoridades de todos los poderes del Estado, periodistas, representantes de la academia, políticos y personas provenientes de los más diversos sectores de la sociedad. El sistema interamericano de derechos humanos fue construido mediante el trabajo, compromiso, voluntad, inteligencia y valentía de miles de personas; muchas de ellas aparecen en este libro.

 

Desde su mismo inicio, el texto de la Declaración de Santiago de Chile de 1959 habla de interpretar “el anhelo general de los pueblos americanos de vivir en paz, al amparo de instituciones democráticas, ajenos a toda intervención y a toda influencia de carácter totalitario”. A pesar del largo camino recorrido y de los progresos alcanzados, subsisten sin duda grandes desafíos para el logro de los ideales que inspiraron la creación de la CIDH y del propio sistema. La región sigue afectada por una enorme desigualdad social; falta de acceso generalizado a la justicia; discriminación contra las mujeres, pueblos indígenas, afrodescendientes, migrantes y personas de orientación sexual y género diversa, entre otras. Las sociedades del hemisferio siguen afectadas por la inestabilidad democrática, la violencia, la corrupción, la impunidad por las graves violaciones pasadas y presentes, entre otros serios problemas.

 

Se espera que esta colección de fotos sirva para recordar la importancia fundamental de trabajar por la justicia y el respeto a la dignidad humana, sin discriminación ni exclusión alguna. En ese sentido, cabe destacar finalmente el sacrificio de las víctimas y el rol que han jugado las personas defensoras de derechos humanos que han dedicado su vida a esta causa, en muchos casos incluso con el costo de su propia seguridad e integridad física y de la vida misma. Su sufrimiento y los grandes esfuerzos desplegados a través de los últimos 60 años no han sido en vano, pues siguen ofreciendo cada día la inspiración más noble para las nuevas generaciones que luchan contra la impunidad y trabajan en favor del libre ejercicio de los derechos humanos para todas las personas.

  • Twitter
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
  • LinkedIn - Círculo Negro
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now